martes, 30 de abril de 2013

De costumbres quiero vivir mi vida.


Quiero acostumbrarme a tu mirada. Y a tus manías. Y a los domingos de películas. Y a viajar por el mundo recorriendo cada parte de tu piel. Quiero acostumbrarme a despertar a tu lado y a tus buenos días, a que me digas que no quieres levantarte, que quieres quedarte un rato más conmigo. Quiero acostumbrarme a todas tus mejores palabras, aunque suenen a esperpento. Sólo quiero acostumbrarme a no tener que bajarme del mundo porque sé que tú seguirás ahí, sosteniéndome. Quiero acostumbrarme a tus dedos, ocupando ese encaje perfecto entre los míos. A tus labios. Y a tu sonrisa.
Que la vida se nos vaya de las manos, que cometamos el peor de los errores, que sigamos, que nos levantemos, que nos miremos, que discutamos, que nos peleemos, que nos besemos. Todo, ocupando siempre la primera persona del plural. Que no importe nada más que tú y yo, porque tienes la costumbre de ir haciéndote cada vez más una necesidad necesaria.

5 comentarios:

SMSC dijo...

Como para no acostumbrarse a este tipo de cosas.
Que cosa más bonitas escribes querido, da gusto pasarse por aquí y leerte :)
Tu texto es puro amor, transmite magia, y eso me gusta!!

M* dijo...

Simplemente perfecto.

La chica de los chicles dijo...

Y hacer de todo eso una rutina diaria, y vivir felices en un mundo solo para dos.

patricia piruletadecorazon dijo...

Todo esto es más que necesario, como la magia que tu pones en este rinconcito hablando de esta "vida".
Enamoras, con palabras, algunas frases son realmente preciosas.
Tú quieres vivir de costumbres y nosotros de tus palabras.

Nicki. dijo...

Ojalá encuentres eso, querido Peter.