martes, 30 de agosto de 2011

Esa nada que lo es todo

Estaban los dos abrazados acostados bajo la sombra de un gran árbol. Él la miraba a la cara, observaba cada poro de su piel, la forma de su nariz, la forma y el color verde intenso de sus ojos, contó los lunares que tenía, esos lunares que daban la forma de una pequeña sonrisa, uno tras otro con forma de media luna que tenía en el lado derecho de su cuello, también observó bien atento cuántas veces pestañeaba en 5 segundos, en total lo hizo 2 veces, puede que sonara algo extraño pensar eso, pero para él ese detalle tan insignificante le gustaba, una parte de su pelo castaño caía sobre el brazo de él, la otra a la hierba, y ella miraba hacia el cielo. Miraba aquel infinito celeste que había sobre ellos, pensando en lo que le gustaría estar allí con él, y entonces es cuando lo dice:
Me encantaría poder estar contigo en el cielo, volar los dos cogidos de la mano llevando una gran red, intentando cazar nubes, de la más pequeña a la más grande, todas, todas y cada una de ellas, ¿sabes? Me encantaría estar allí contigo.
¿Sabes qué te digo? Que a mí no me hace falta poder volar, no me hacen falta unas alas, porque cuando te beso, el mundo se vuelve del revés, lo imposible se hace posible, lo contrario se hace igual, el fuego moja, el agua quema, las nubes son rígidas. Porque con tan sólo un beso tuyo, me haces elevarme hasta el cielo. Y le besa, y de repente se quedan en la nada, en esa nada celeste, en esa nada donde no existe la gravedad, en esa nada que lo es todo, en esa nada donde dos enamorados tocan el cielo.

de: Saboreando el Cielo
¡Holaaa queridísimos seguidores! Bueno, primero quiero darles las gracias a todas aquellas personas que me han comentado en mi anterior entrada, ¡son nada menos que 29 comentarios! Nunca llegué a pensar que tanta gente llegara a comentar *_* en serio muchísimas gracias...
Bueno, pasando a otro tema, voy a poner los premios que me otorgaron varias personas estos días atrás :)
No nominaré a nadie a los premios, porque para mí los merecen todos, TODOS.
Los premios son:
Premio de: Tamara Cayuela navarroNataliaMarta.,
Ana DraghiaTamara ~ y Liz.

Premio de: Ana Draghia.
Premio de: Ana Draghia.
Premio de Marina P.
Premio de Tamara ~
Quiero dejar otra cosa clara, estos premios se los otorgo a todos aquellos que me siguen, a todos aquellos que se sientan identificados con mis palabras. Darles otra vez las gracias, porque estaré eternamente agradecidos a todos... 

viernes, 26 de agosto de 2011

Mi pequeña gran estrella.

Hace unos días tenía contadas todas las estrellas que habían en el cielo la noche que estuve con la sensación de que estaba esperando a algo o a alguien. En total, conté 854.721.369.547.999.999 estrellas, pero no son todas las estrellas que hay en el cielo, ese número es el total de lo que pude contar. Por supuesto, contarlas me llevó su tiempo y dedicación y, la verdad, no sé por qué lo hice, supongo que era esa sensación rara que tenía de que estaba esperando ese algo o alguien. Hoy tuve otra vez la necesidad de levantar la vista hacia el cielo estrellado y vi que había una parte en la que faltaba una estrella, estaba vacía, no brillaba. Bajé la vista a la Tierra y, de repente vi una luz a lo lejos. Me faltaron piernas para correr hasta esa luz, tan intensa y tan hermosa. Supe que esa estrella había caído de esa parte del cielo estrellado vacío, supe que esa eras tu, supe que la sensación de espera se debía a ti, 
mi pequeña gran estrella.
de: Saboreando el Cielo

jueves, 25 de agosto de 2011

Recuerdos del corazón

La memoria puede no servirte muchas veces, las cosas se te olvidan, momentos insignificantes se te olvidan... pero para eso está también el corazón. Con el corazón y sus sentimientos hay momentos en tu vida en los que sientes tanto que no los puedes olvidar y, aunque sean sólo recuerdos del pasado, aunque sean solo pequeños detalles, a cortos períodos de tiempo, merecen la pena tenerlos guardados en los recuerdos del corazón. Porque, algún día, en un futuro todos esos recuerdos podrán recordarse con una sonrisa.
de: Saboreando el Cielo

lunes, 22 de agosto de 2011

Hoy

Me he despertado como todos los días. Me he levantado, vestido, lavado la cara. He desayunado, abrí la puerta de mi casa para que el sol me diera en la cara, para que me despertara del todo. He ido a la cama de mi perra y le he hecho cariño. He encendido mi ordenador. Hoy he almorzado y después, como los demás días, he quedado con mis amigos. Salí a la calle, te he visto, me viste, sonreí, sonreíste, sentí adrenalina en mis venas,  te saludé. He llegado a mi casa, he cenado. Me lavé los dientes. Me acosté en mi cama, he pensado en ti, pensé en llamarte para escuchar tu voz, no lo hice. Hoy me he arrepentido.


Creo que encontré mis palabras... las encontré correteando por ahí, escondiéndose de mi, estaban burlándose de mi felicidad, más bien imitándola. No lo han hecho bien, la felicidad se esconde mejor, porque cuando sale de su escondite lo hace de tal manera que no te das cuenta, tardas un poco en enterarte, te sorprende cuando menos te lo esperas. La felicidad se esconde mejor. Hoy quiero darles las gracias a mis casi trescientos seguidores que cada día hacen que valga la pena escribir, quiero agradecerles por sacarme sonrisas. También quiero agradecer a Lorena del blog: ..Things in life* ~ por un premio creado por ella que lo ha puesto en su blog para aquellos que la apoyan, yo te apoyo ;) y también quiero agradecer a Melanie Hater del blog: ! Believe por otro premio que me ha dado (que también es hecho por ella). Los dos preciosos, me encantan, siempre hacen sentirme bien con estas cosas... en serio.


Premio de Lorena
Premio de Melanie Hater

sábado, 20 de agosto de 2011

Volando

Cerré los ojos y cuando los abrí, me encontré flotando en el aire y me di cuenta de que estaba volando, de que podía controlar mis movimientos en el aire. Sin dudarlo un momento quise ascender, quise subir hacia el cielo, quise llegar a las nubes grandes y no tan grandes para poder comprobar que se pueden traspasar. Sentí en cada uno de los poros de mi piel aquel fresco o no tan fresco que te provoca atravesar una nube, pero hubo una nube que no pude atravesar. Era una nube blanca como todas las demás, con aspecto algodonoso, con ese aire tranquilizador, con sombras, alumbrada por el sol. Sin pensarlo más me acosté encima de ella y observé cada espacio por pequeño que sea, cada trozo azul claro del cielo y me dormí. Al abrir los ojos me encontré acostado en mi cama y, en frente mía, el color blanco de la pintura del techo de mi habitación.

            Perdonen que no actualice con algo mejor, es que en estos días se me han ido las palabras no sé dónde y no las encuentro, tal vez me las dejé debajo de la almohada, o las guardé dentro del cajón de mi mesita de noche. No sé, se me han perdido, espero algún día encontrarlas.Quiero también aprovechar para agradecerles por el gran apoyo que me dan mis seguidores, que son los que me alegran los días leyendo sus comentarios.
de: Saboreando el Cielo

martes, 16 de agosto de 2011


Del 1 al 10 te quiero 8. Si te das cuenta, 
el 8 si lo escribimos horizontalmente, se convierte en infinito.
de: Saboreando el cielo

domingo, 14 de agosto de 2011

Suma de sonrisas.

¿Qué quieres que te diga?¿Que me dejas sin aliento? Pues no, porque es mucho más, mucho más que eso. Haces que pasen mil horas antes de dormirme, mil horas en las que sólo tengo una cosa en mi cabeza, tu sonrisa. Esa sonrisa que mide 7 cm de un moflete al otro, que hace estremecerme, que el corazón se me salga por momentos. Esa sonrisa que junto a la mía suman 15 cm. Quiero decirte que es mucho más que eso, mucho más, como tres veces el cubo de la raíz cuadrada de infinito, mucho más que unas simples matemáticas.
de: Saboreando el Cielo

sábado, 13 de agosto de 2011

Primera mirada de dos cisnes

Hola a todos! ^^ Hoy les traigo otra historia creada por mi, para un concurso del blog FOREVER. El concurso todavía no termina, ayer se lo envié, y veremos que pasará. Aunque a mi me da igual si no gano, solo quería participar, hacer una historia y que la lea la gente, como siempre :) Espero que les guste y que la lean.
Primera Mirada de Dos Cisnes - Franco


de: Saboreando el Cielo

viernes, 12 de agosto de 2011

Películas que merecen la pena verlas.


Querida Emma,
Esas dos palabras, "Querida Emma"; me transportan a otra época, cuando nos escribíamos después de que murieran mis papás. Yo te contaba de mis amigos nuevos y de mi vida nueva y tú me decías que mis papás se daban la gran vida en el cielo. La verdad no es nada. Lo que tú crees que es verdad lo es todo. Y lo que yo creía es que iba a estar contigo para siempre. Para siempre. He tardado tanto en escribirte porque veo que he sido un tonto. Me pasé la vida engañándome. Todas las cartas que te he escrito han sido de amor, ¿cómo podría haber sido otra cosa? Ahora veo que todas, salvo esta,  fueron cartas de amor malas. Las cartas malas suplican amor. Las cartas buenas no piden nada. Es un placer anunciar que esta es mi primer carta de amor buena... porque tú ya no tienes que hacer nada. Ya hiciste todo. Tengo suficiente de ti en la mente para toda la eternidad así que, por favor, no te preocupes por mí. Estoy de perlas. En verdad. Lo tengo todo. Si me concedieran un deseo, sería que la vida te brinde un poco de felicidad que tú me has brindado... y que sientas lo que es amar.
Tu amigo eternamente, Will.




Acabo de terminar de ver esta película y me ha dejado sin palabras. Es una de las mejores películas que he visto, me encanta. Se llama, como ya lo han podido comprobar en la primer imagen, "Waiting for forever", que traducido sería "Esperando para siempre". Se estrenó en febrero de este año en el país que la hicieron, creo haber leído por ahí. No se si en España se irá a estrenar, porque la vi subtitulada, aunque a mi parecer, estuvo muy bien en realidad. Trata sobre un chico que de pequeño tuvo una amiga, se querían muchísimo. El tiempo hizo que se separaran, pero el chico la siguió a donde quiera que ella vaya. Hasta el día en que se atrevió a hablarle para decirle todo lo que sentía. El final no se lo cuento, para que la vean.


miércoles, 10 de agosto de 2011

Gracias.


Creo que ya va siendo hora de crear esta entrada especial. La entrada en la que quiero agradecer a todas aquellas personas que me están leyendo en este mismo momento, estas mismas palabras, agradecerles a mis seguidores de ahora y a los próximos (eso espero), a aquellas personas que me han hecho inspirarme en escribir, esas que de alguna manera u otra movieron un pequeño bloque en mi corazón e hicieron que de él salieran palabras, quiero agradecerles sobre todo a aquellas personas que dedican su tiempo a leer mis entradas y a comentarlas, dejando palabras que me animan a escribir más, a aquellas que me visitan todos los días o cuando pueden. Quiero agradecerles por el apoyo que me dan a expresar mis sentimientos.

Premio Destellos Brillantes en el Cielo Azul




1. Publicar en una entrada el nombre de la persona que te ha premiado y el enlace de su blog.
2. Premiar a 6 personas, cuyos blogs os parezcan buenos, dejando su nombre y el enlace de su blog.
3. Colocar la imagen del premio en la entrada. No premiar a nadie que ya haya recibido este premio.
4. Especificar en la entrada que hay que escribir estas normas cada vez que premien a alguien.
5. Contar tu mayor sueño.

La persona que me ha premiado ha sido Ana Draghia y su blog es Las Hilanderas.
Las blogs premiados son:






Ya saben que para mi todos los blogs se merecen todos los premios, pero solo puedo premiar seis, sino los premiaba todos :) Tambíen como dicen las propias reglas, ya saben que tienen que hacer lo mismo.

MI MAYOR SUEÑO: Mi mayor sueño es poder ser feliz junto a la persona que sea capaz de quererme tal y como soy, que cada día me diga te quiero, que de eso nunca me cansaré, que pueda hacer una vida feliz a su lado.

domingo, 7 de agosto de 2011

Cosas simples


Es increíble como un simple abrazo puede hacerte sentir tantas cosas, como un simple beso puede hacerte volar en el agua, como una simple mirada puede hacerte nadar en nubes, como un simple gesto de su parte te hace llenar ese vacío que se sienten a veces por dentro, como un simple contacto con su piel te hace recorrer toda esa adrenalina por la sangre, como una simple palabra suya te hace sentir que no perteneces al suelo, sino en lo más alto e infinito. Pero no nos damos cuenta de cómo el tiempo ha hecho que dos personas se miraran desde el primer momento, y desde ése primer momento ya se había movido algo en los dos corazones.
de: Saboreando el Cielo

sábado, 6 de agosto de 2011

El amor me ciega, tu amor me ciega.

 - Que ganas tengo de estar contigo… ¡Te echo de menos estúpido!
 + Yo no te echo de menos, sólo que me falta el aire cuando no te veo y estoy ciego, no veo el camino si no me abrazas.

viernes, 5 de agosto de 2011

Dos premios más...

Es eso de entrar a tu habitación y en lo único en lo que piensas es irte al ordenador. Nada mas entrar en mi blog veo un nuevo comentario y no pensé que sería para avisarme que tenía dos premios más. No me lo imaginé, fue una muy buena sorpresa. Y esa gran sorpresa se la quiero agradecer a Oriianna!♥ del blog !Todo a color blanco y negro. En serio muchas gracias, cada día hacen que escribir lo que siento sea más bonito con el apoyo que me dan los que me comentan. 
Estos son los premios:



Y como siempre se hace cuando se ganan unos premios, tengo que elegir los cinco blogs a los que tengo que dárselo, aunque la verdad todos se merecen los premios porque cualquiera que sea capaz de escribir lo que siente y desaogarse con ello, se lo merece. Los cinco blogs que elegí son:






Sin más que decir, espero que las haya sorprendido, como me han sorprendido a mi. Un beso y ¡Felicidades! ^^

miércoles, 3 de agosto de 2011

Caer del Cielo.

Alguien dijo una vez que el amor es complicado, pero Cristian sabía que, por muchas complicaciones que tuviera, era lo más bonito que puede haber en el mundo. Para él estar enamorado era como una noche oscura, sin luces a los alrededores, observando las estrellas y ver que muchas de ellas pasaban rápido, en una milésima de segundo y por cada una sentir cosquilleos en en el estómago. Sí, estaba enamorado. Estaba bobamente enamorado de Felí, aquella chica que le dedicó una mirada, una simple mirada con la que le hizo poner la piel de gallina, le hacía caer del cielo a 150 kilómetros por hora.
Pasaban mucho tiempo juntos, les encantaba pasar las horas acostados en la hierba de la pradera a las afueras del pueblo, una pradera inmensamente bella y tan verde que era iluminada por el sol. Les encantaba charlar mientras miraban el inmenso color azul del cielo y buscaban nubes con formas de lo que sea. Hablaban sobre tonterías, se reían de las estupideces que decían, era normal en unos adolescentes. Pero Felí sentía un vacío enorme en su corazón:
 - Cristian, ¿tú y Carol...?-dijo algo triste.
 - ¿Qué pasa con Carol?
 - ¿Tú y ella...?
 - Tú -le cortó él de repente.
Hubo un silencio muy incómodo, pero Cristian empezó a hablar de nuevo:
 - No hay nadie más que tú en mi corazón, no hay nadie más que pueda llenarlo tan sólo con una sonrisa. Nadie que sepa cuidarlo como un cristal, no hay nadie a quien yo se lo entregaría. Por que tú haces de mis días sean especiales, tu haces que mis sueños sean mágicos, con rozarte haces que mi cuerpo sienta unas ganas terribles de abrazarte. Y no pienses que hay alguien más importante que tú en mi vida, porque no lo hay, no nada comparado a esto que me quema por dentro, esto que hace que la sangre circule por mis venas de una manera tan bestial como lo hace. Porque no hay otros ojos que cuando me miran hacen que caiga del cielo a una velocidad de 150 kilómetros por hora. Que estoy loco por ti, porque simplemente te quiero.
 - ¿Puedes repetirme eso último?
 - Que te quie... -de repente ella se levanto y lo besó. 
Y pasaron la tarde así, abrazados, observando el cielo y besándose, porque no hacía falta decir mas nada, porque estaba todo dicho.
de: Saboreando el Cielo 

martes, 2 de agosto de 2011