jueves, 19 de mayo de 2011

Un corazón solo.

Lo que dejaron fue un corazón solo, lleno de desprecio, de dolor, sin gracia, sin una gota de sangre, lo que dejaron fue una piedra, un trozo de hielo. Ahora no se sabe cómo llegará a ablandarse o, quizás, derretirse y que por fin circule aunque sea un poco de vida en él.

No hay comentarios: