martes, 22 de febrero de 2011

No mirar atrás.

No mirar atrás. Es muy fácil decirlo, pero ¿y hacerlo? 
Es muy difícil. Es lo que intento todos los días, pero es 
algo que no puedo conseguir. Todos los 
segundos,minutos y horas recuerdo ese primer beso, 
ese abrazo del primer día, esas sonrisas que dibujaban 
tus labios y esas carcajadas que sonaban en tus 
cuerdas vocales. No, parece algo Imposible, pero sólo 
lo parece, porque sé que algún día podré mirar atrás y 
solo sentir que fueron los mejores días, que valieron la 
pena. No quiero borrar esos recuerdos, porque algún 
día podré mirarlos sin que duela, sin que me ahoguen.

No hay comentarios: